jueves, 13 de mayo de 2010

Hombres que siguen siendo niños

Hoy leí este artículo "Hombres que siguen siendo niños"

Impresionante. Hacemos eso? Todo el tiempo? 

Dice así:

"Muchos hombres se despojan de su traje social al llegar a casa.  De adultos solventes y autónomos pasan a ser niños dependientes de su pareja.  El eterno adolescente debe madurar, y su pareja, fomentar la igualdad. 

Quien escuche con atención ciertos comentarios en algunas conversaciones femeninas puede que oiga frases como éstas: "Al mío, cuando se encapricha de algo, no hay quien se lo quite de la cabeza"; "Pues el mío se enfada y no come cuando no hay en la mesa lo que le gusta"; "Y el mío se va a tomar algo con los amigos después del trabajo y, en vez de decírmelo, me miente".  Y podríamos añadir más: "El mío es muy desordenado con sus cosas"; "Al mío le tengo que comprar toda su ropa"; "El mío es insoportable cuando está enfermo y ni te cuento si debe quedarse en cama". 
¿Hablan de sus hijos? A juzgar por sus palabras, podría ser, pero lo cierto es que muchas mujeres hablan así de sus maridos. Y el comportamiento infantil que describen es una realidad muy extendida entre los varones adultos de hoy, padres de familia, exitosos profesionales y señores muy maduros en otros aspectos de su vida.
Más allá de lo graciosas que puedan resultar esas frase, muchas mujeres acumulan en estas situaciones una gran frustración y, tarde o temprano, añaden: "Yo necesito un marido, no un hijo más" o "Me sobran niños y me falta un compañero".

EL ETERNO ADOLESCENTE

El infantilismo de los varones es una secuela de un modelo de masculinidad que aún resulta predominante. Un modelo que envía a los hombres a conquistar la vida pública  - la política, los negocios, el deporte, la ciencia, la tecnología...- y que los aísla del desarrollo emocional profundo, al que se teme por femenino, por presuntamente inferior.  Las niñas ayudan a las madres, aprenden a cocinar con ellas, ordenan su ropa, hacen la compra.  Los niños, no. Las niñas aprenden de sus madres habilidades sociales y afectivas. Los niños, no.
La mayoría de los hombres adultos carecieron de un referente masculino que los habilitara para expresar sus sentimientos y emociones, a conectarse con ellos sin temor a perder su masculinidad.  Son eso que el Psiquiatra Carl Jung llamó el puer eterno, el adolescente perpetuo.  Crecieron doblemente dependientes de las mujeres, tanto en lo emocional como en la resolución de las cuestiones domésticas cotidianas.
Como adultos, ocultan esa dependencia con comportamientos que tratan de reafirmar su masculinidad a través de la eficiencia y el manejo de dinero o poder.  Dan directivas, encaran agresivamente los negocios, conducen los coches como armas...  
Pero en las cuestiones cotidianas aparece el niño que necesita de su madre para resolver las necesidades básicas, para que se haga cargo de sus vínculos afectivos.  Pero ahora que ya no es niño, ¿quién será su mamá?, ¿a quién comparará todo el tiempo con su madre? La respuesta es fácil: su esposa, su novia, su pareja.

TRATARSE DE IGUAL A IGUAL

Es muy común que haya mujeres que fomentan esta situación.  Quienes se quejan, con razón, de que tienen a su lado a un "hombre niño", ¿no los tratan maternalmente, no satisfacen sus caprichos, no les evitan aprender aquello que les ayudaría a crecer? Por qué lo hacen?
Existe también un modelo femenino muy arraigado que ha transmitido a las mujeres la idea de que deben satisfacer al hombre, de que es el "rey", de que se lo merece todo porque trabaja y protege.
Cuando esos modelos tradicionales se cruzan, ni los hombres ni las mujeres nos completamos como seres humanos ni nos permitimos vivir vínculos adultos, en los que cada uno desarrolla sus potencialidades.
La mujer debe dejar de ser madre de su pareja, no atender a caprichos y necesidades infantiles.  El hombre debe desarrollar esas capacidades y habilidades - que permanecen postergadas - en lo emocional, en lo doméstico. Si además se acerca emocionalmente a sus hijos, si se compromete con ellos, se completará como hombre y evitará que estos sean, de adultos, hijos de sus parejas.  
Cuando un hombre y una mujer se comportan como adultos, descubren el verdadero ser del otro y crean un amor maduro.  Ellos ya fueron hijos de sus madres, ellas ya son o serán madres de sus hijos.  Juntos, deben crear algo nuevo y trascendente."

Y que conste que lo dice un hombre: Sergio Sinay (Periodista y terapeuta. Autor de "El arte de vivir en pareja)

We are sooooooooooooo fucked up!

martes, 11 de mayo de 2010

Saber callar



Hace mucho tiempo atrás, la palabra dada equivalía a un documento firmado. Hoy, su uso y abuso hacen que las relaciones, en su mayoría; se transformen en descartables. El poco respeto a lo que se dice, y como se actúa en consecuencia; han hecho de los vínculos un frágil sentimiento donde reina lo etéreo y la poca duración en los mismos.

El valor que le demos a lo que decimos, creemos, pensamos; es el valor que nos damos como personas; primero a nosotros mismos, y luego a quienes se relacionan con nosotros.

Por eso sería bueno empezar a respetarnos más, y cuando digamos algo, comprometernos con eso hasta el final, de lo contrario saber guardar silencio, ya que éste también comunica.

lunes, 10 de mayo de 2010

you and yourself

“But the most exciting, challenging and significant relationship of all is the one you have with yourself. And if you can find someone to love the you you love, well, that's just fabulous.”

jueves, 6 de mayo de 2010

Arriesgarse

“Reír, es arriesgarse a parecer un tonto.


Llorar es arriesgarse a parecer un sentimental.

Hacer algo por alguien, es arriesgarse a involucrarse.

Expresar sentimientos, es arriesgarse a mostrar tu verdadero yo.

Exponer tus ideas y tus sueños, es arriesgarse a perderlos.

Amar, es arriesgarse a no ser correspondido.

Vivir, es arriesgarse a morir.

Esperar, es arriesgarse a la desesperanza.

Lanzarte, es arriesgarse a fallar.

Pero los riesgos deber ser tomados, porque el peligro más grande en la vida es no arriesgarse.

La persona que no arriesga, no hace, ni tiene nada.

Sin arriesgarse se pueden evitar sufrimientos y preocupaciones, pero simplemente no se puede aprender, sentir, cambiar, crecer, amar y vivir…

Sólo una persona que arriesga es libre.”

viernes, 30 de abril de 2010

Gratitud



“La gratitud abre la plenitud de la vida. Transforma lo que tenemos en suficiente, y más. Transforma la negación en aceptación, el caos en orden, la confusión en claridad… Transforma los problemas en obsequios, los fracasos en éxitos, lo inesperado en sincronía perfecta y los errores en eventos importantes. La gratitud hace que nuestro pasado cobre sentido, trae paz al presente y nos da una visión del mañana”

miércoles, 21 de abril de 2010

Listas

 - "Hacé listas", me dijo Ernesto

Listas.

"Listas de Pendientes".
Nombres apilados de cosas sin resolver.

 - Y ahí vas viendo... vas a encontrar cosas que tendrás que ponerle una marca de "sin resolver", porque tal vez no tengan solución, tal vez ya no puedas hacer eso, tal vez ya no puedas hablar con esa persona. Marcalos. No importa. El cerebro registra. El corazón guarda. El dolor queda y se disolverá con el tiempo. Pero la angustia desaparece.

A ver...

Arreglar la puerta del auto
Llevar los zapatos al zapatero
Terminar el divorcio
Sacarle las placas a la perra
Ir a la dermatóloga
Volver a lo de Ernesto
Colocar las cortinas
Hablar con mi viejo
Instalar el Photoshop
Actualizar sistema operativo
Cambiar el Manual de Prevención
Aprender a respirar
Aprender a tolerar

 - Te puede llevar más de un día - también me dijo - pero no te olvides que la angustia desaparece... y esa es la que enferma


domingo, 11 de abril de 2010

No es fácil

No es fácil
encontrar las ganas
desplegar las alas
volver a navegar
después de haber tocado
la calma del puerto seguro

No es fácil
mirar el horizonte
no ver la luz
volver al sosiego
después de esta tormenta
que arrancó el timón

No es fácil
tener tantas preguntas
y ninguna respuesta
entender todo
pero igual sentir el vacío

No es fácil
sentir que pudo ser todo
y que ahora es nada
tener la certeza
que el momento es hoy
y que es tarde mañana

No es fácil
respetar el silencio
en silencio

No es fácil

lunes, 1 de febrero de 2010

Silencio



Silencio.
Todas las preguntas están listas para ser respondidas, sin importar cuán profundas nos parezcan. Simplemente entrar en la paz del silencio, calmar el mar de deseos, el mar de ilusiones, dejar que la calma nos invada, dejar que el silencio nos posea. En ese momento lo viejo desaparece y lo nuevo renace.

Silencio.
La verdad sólo se puede conocer en absoluto silencio. Silencio interior. Contemplación.
Sin silencio el alma no tiene claridad ni luz. El silencio es la atmósfera que el amor necesita para que el alma brille.
Pero esta armonía y belleza se pierden día tras día, por la ira, el orgullo, el ego, el rencor, el egoísmo.

Silencio.
Capacidad de pensar sin cabeza, de volar sin alas, de caminar sin pies, de observar sin perturbar, de escuchar sin interrumpir, de palpar sin incomodar, de entrar en uno y ver las propias realidades.

Silencio.
Es el vientre de donde nacen los sabios. Volver a nacer en medio del silencio. Solo así encontraremos nuestra razón de ser.

Detente.
Observa a tu alrededor. Frena tu afán. Ama con pasión. Observa de nuevo. Comprende que la vida es un tesoro. Deja tus preocupaciones a un lado, no hay necesidad de llevar un equipaje pesado. No juzgues. Entiende. Y lo que no puedas entender, olvídalo.

Ya tu corazón tiene lo que necesitas en este viaje maravilloso que es tu vida.

_____

http://www.youtube.com/watch?v=23qBAQ9tEa4&feature=related


Silêncio por favor
Enquanto esqueço um pouco
a dor no peito
Não diga nada
sobre meus defeitos
Eu não me lembro mais
quem me deixou assim
Hoje eu quero apenas
Uma pausa de mil compassos
Para ver as meninas
E nada mais nos braços

Só este amor
assim descontraído
Quem sabe de tudo não fale
Quem não sabe nada se cale
Se for preciso eu repito

Porque hoje eu vou fazer
Ao meu jeito eu vou fazer
Um samba sobre o infinito

Hoje eu quero apenas
Uma pausa de mil compassos
Para ver as meninas
E nada mais nos braços

Só este amor
assim descontraído
Quem sabe de tudo não fale
Quem não sabe nada se cale
Se for preciso eu repito

Porque hoje eu vou fazer
Ao meu jeito eu vou fazer
Um samba sobre o infinito

Porque hoje eu vou fazer
Ao meu jeito eu vou fazer
Um samba sobre o infinito

"Um Samba Sobre o Infinito"
Marisa Monte - Paulinho da Viola